martes , 22 octubre 2019
Inicio / Barcos / Volvo Penta IPS llega a las «súper esloras»

Volvo Penta IPS llega a las «súper esloras»

Volvo IPS_Amer 94 150911
Entre las muchas novedades reunidas en Cannes encontramos el megayate Amer 94′ con sorpresa bajo cubierta: motorización Volvo IPS que entra de su mano en el sector de las súper esloras.

Desde su lanzamiento en 2005 la popularidad del sistema IPS ha crecido considerablemente, como también lo ha hecho el rango de esloras en las que puede ser instalado. Así, hoy se cuenta en el mercado con posibilidad de instalaciones dobles, triples y cuádruples que adecuan los IPS para unidades de 30 a 100 pies de eslora.

Gracias a esta evolución podemos encontrar el IPS instalado en el mayor megayate construido en el Mediterráneo hasta la fecha, el Amer 94 Save the Sea, con 94 pies de eslora y 66 toneladas de desplazamiento, sentando un precedente que de seguro seguirán otros astilleros.

Barbara Amerio, propietaria de Amer Yachts no dudaba en afirmar que el «sistema IPS de Volvo Penta es un comprobado sistema de propulsión pod, superior en muchos aspectos a otras alternativas intraborda. El nivel de confort ofrecido es inmejorable y ésta es una cualidad que siempre hemos buscado para nuestros clientes. Necesitábamos una motorización con las suficientes prestaciones como para superar a la tradicional transmisión por eje y el triple Volvo Penta IPS 1200 genera la potencia que el Amer 94 necesita«.

Con hélices de contra-rotación, joystick y Dinamic Position System, el EVC controla además todas las funciones.

Silencioso y compacto

Pero no sólo hablamos de una potencia superior, sino también de un menor espacio ocupado ya que su eficiencia es realmente compacta. Así, habiendo aumentado la eslora en tan sólo 2 pies sobre su antecesor el Amer 92′, el 94′ ofrece la posibilidad de disponer de cinco camarotes en lugar de cuatro, convirtiéndolo en una atractiva unidad para el sector del charter.

Además, con esta motorización, el Amer 94′ reduce el consumo y arroja un 30% de emisiones de CO2, posibilitando un 40% más de autonomía de crucero. Menos vibraciones, mayor maniobrabilidad y un 50% menos de contaminación acústica redondean las excelencias de la motorización instalada.

Déjanos tus Comentarios