viernes , 13 diciembre 2019
Inicio / Barcos / Descubre el astillero Princess Yachts / VIDEO 4

Descubre el astillero Princess Yachts / VIDEO 4

La cuarta entrega de la serie Princess Inside nos lleva hasta su taller de moldes y nos revela los secretos de la construcción de sus modelos

En el cuarto vídeo de Princess Yachts, el taller de moldes nos revela cómo se infusiona la resina, un proceso que se empezó a implementar en 2005 en pequeños moldes como los de tapas de cofres y que ahora se utiliza para producir cascos de hasta 40 metros de eslora. Esta técnica innovadora permite obtener estructuras más ligeras y resistentes, lo que a su vez beneficia al espacio habitable y a la eficiencia en el consumo de combustible.

«Adoptada también por la Formula 1 y la industria aeroespacial, la infusión de resina produce estructuras más aerodinámicas, ligeras y rígidas. Al estar controlada por ordenador y aplicada al vacío, la relación entre fibra de vidrio y resina es siempre exacta», explica Peter Hamlyn, director de operaciones del taller de moldes.

«También es cuestión de seguridad, ya que los clientes navegan con sus familias a bordo de estos barcos. Si yo tuviera que salir al mar y llegara un fuerza siete u ocho me gustaría saber quién ha hecho mi casco. Y me gustaría saber si es seguro además de rendir bien».

El pasado año Princess Yachts cumplió 50 años, medio siglo desde que en 1965 David King y dos amigos construyeran el primer Princess, todo un éxito del que en tres años se vendieron 130 unidades y cuya primera unidad fue cuidadosamente restaurada para la ocasión.

Calidad, calidad y calidad

Esta es la máxima que impera en Princess Yachts, la filosofía que guía cada creación y la máxima que rige en cada una de las secciones que dan forma a una embarcación.

Equipo de diseño, modelaje, sala de fibras, carpintería, electricidad, pintura, cada sección está impregnada de un meticuloso sentido de la calidad, de un exhaustivo control para asegurar que cada barco fabricado sea merecedor del sello Princess.

Todo comienza por un exigente equipo de arquitectos, diseñadores e ingenieros, al que sigue un “tedioso” ejército dispuesto a resaltar hasta el último detalle

El resultado es una gama de embarcaciones en la que, al tiempo que encontramos respuesta a cualquier programa de navegación, descubrimos unidades en las que se respira el gusto por los detalles bien rematados y que se “adornan” con sofisticadas tecnologías que permiten disfrutar, por ejemplo, de embarcaciones altamente silenciosas, carentes de molestas vibraciones, de pronunciado sentido práctico, espacialmente perfectas y suavemente ergonómicas.

Más de 1 millón de metros cuadrados

Al borde del Canal de la Mancha, en Plymouth, se asienta una factoría de 1,1 millones de metros cuadrados, impregnada de la tradición marítima de la zona. De hecho, el South Yard, donde la gama M Class Superyachts es construida, es un antiguo astillero del siglo 17.

Sobre esta rica herencia se ha forjado una factoría en la que, meticulosamente, cada unidad Princess se “esculpe” con mimo para que el futuro armador disfrute de ella. A ello se consagran unas 2.050 personas, con dedicación y atención al detalle, auténticos maestros que saben combinar la tradición con la más avanzada tecnología.

****************************************************

Más noticias…

Déjanos tus Comentarios