martes , 24 octubre 2017
Inicio / Puertos y Marinas / V de Bravado, orgulloso patrocinador del Niña Luisita

V de Bravado, orgulloso patrocinador del Niña Luisita

V de Bravado, el varadero de los apasionados por el mar, ubicado en el puerto deportivo de Premià de Mar, ha llegado a un acuerdo con los armadores del Niña Luisita y se convierte en el patrocinador de esta excepcional y bellísima goleta, durante su participación en las regatas de Barcos Clásicos del Mediterráneo en el mes de Julio de 2017.

De esta forma, V de Bravado amplía su estrategia de comunicación y marketing que lleva realizando con notable éxito desde su presentación como marca en el Salón Náutico de Barcelona 2016, e incorpora acciones selectivas de sponsoring a su plan de implementación publicitaria.

Además de su apoyo como patrocinador, el CEO de V de Bravado (Ramón Pérez Paredes) participa como tripulante a bordo del Niña Luisita. El máximo responsable del varadero es un experimentado navegante que entre otras singladuras, ha realizado varias veces la travesía del Atlántico hasta las costas americanas patroneando su propia embarcación.

Niña Luisita: una goleta nacida noble

Pietro Baglietto fundó el astillero que lleva su nombre en 1.854 en la ciudad portuaria de Varazze, no muy lejos de Génova.

Llevaba pues casi ochenta años de actividad, cuando el Conde Lorenzo Bruzzo, noble genovés perteneciente a una afamada familia de industriales, realizó en 1.930 el pedido de una goleta de 20 metros. Vittorio Vincenzo Baglietto, nieto del fundador y propietario del astillero en ese momento, parece que se inspiró para el casco del nuevo barco en diseños de Charles Nicholson, el famosísimo ingeniero naval y constructor británico.

Las líneas del casco son tradicionales, con amplia superficie mojada. Pero resulta muy personal la roda inclinada, en cuyo diseño influyó claramente el Conde Lorenzo.

Un aparejo singular y original

Su excepcionalidad estriba en que la vela entrepalos es, en lugar de cangreja, triangular y que se iza sobre un stay de cuchillo manteniendo la botavara. Con este aparejo, llamado Staysail Schooner o Goleta de Estay, la vela Fisherman resulta mucho más fácil de usar, porque no hace falta arriarla e izarla a cada cambio de bordo. Esta característica le otorga ventaja en términos de velocidad.

Además, su palo mayor sobredimensionado, puede aparejar una enorme vela llamada gollywobbler que lleva la escota reenviada a la botavara de la mayor. De esta forma, la goleta se puede transformar en lo que se conoce como “cuter de dos palos”.

Exquisitez y elegancia

Todo en el Niña Luisita rebosa de buen gusto. Desde las maderas de teca e iroco de altísima calidad que configuran el casco, hasta la cubierta y las casetas realizadas en teca y caoba.

Los herrajes son de bronce y maderas duras y gran parte de la decoración interior está elaborada con ebanistería de nogal.

Incluso las alacenas son de cristal esmerilado y las preciosas lámparas alargadas son de estilo art decó.

Sin duda, el Niña Luisita es un navío espectacular y único en su género.

Un referente incuestionable de la navegación que junto a V de Bravado, despiertan el orgullo de los apasionados por el mar.

Características

Eslora máx: 20,85 m.

Eslora en flot: 14,46 m.

Manga: 4,32 m.

Calado: 2,43 m.

Desplazamiento: 55 t.

Aparejo: Goleta de estay

Astillero: Baglietto (Italia)

Año construcción: 1930

Escribe tus Comentarios

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para facilitar y analizar la navegación de sus usuarios y proporcionarle una mejor experiencia en el uso del mismo. Si está de acuerdo siga navegando o pulse en ACEPTAR. Ver más detalles.